El turista digital: un auténtico detective preparando su viaje.

Toda vivencia de ocio encierra un ciclo temporal de pasado, presente y futuro, es decir, que no solo produce satisfacción la experiencia en sí de ese momento de ocio, sino también esos otros momentos de preparación donde vas atando todo lo que te gustaría hacer, a la vez que te vas imaginando con ilusión las experiencias que vas a vivir y las sensaciones que vas a sentir.

 

 

Primer paso: la emoción de los preparativos

Gran parte de la felicidad generada recae en los preparativos de esa vivencia de ocio.

Cuando en el pasado deseábamos irnos de viaje o asistir a un evento cultural, nos dejábamos guiar por los anuncios, campañas publicitarias o información de la agencia de viajes, o si teníamos suerte,  le podíamos preguntar a algún amigo cercano que tuviera alguna experiencia relativa al tema para que nos sirviera de opinión a la hora de decidirnos.

Sin embargo, ahora, gracias a internet y las redes sociales, podemos consultar la información y opiniones desde la pantalla del ordenador, tablet o móvil sin mover un solo paso nada más que para prepararnos un café. ¡Cómo han cambiado las cosas¡.

En primer lugar, consultamos a través del buscador (Google en el caso de España) las opciones de que disponemos para ver cuáles se ajustan más a nuestros deseos,  a la vez que nos sirve como fuente de información inicial.

Por ello debemos prestar el máximo cuidado al marketing digital para empresas turísticas.

Sin embargo, después acudimos a las redes sociales para ayudarnos a decidir sobre esa opción/es que se nos presentan.

Según un estudio de Nielsen (Global Trust 2012) las recomendaciones de amigos y familiares son en las que más se confía, convirtiéndose en una de las mayores fuentes de influencia.

En esta fase inicial el usuario es muy influenciable  y puede cambiar de opinión basándose en la información que le llega de sus redes sociales. La cantidad de información que tenemos en internet es tanta, que necesitamos el filtro de nuestra red social.

Un dato curioso, es el que se recoge en el informe realizado por Territorio Creativo para NH Hoteles, donde se destaca que, en la actividad turística, la elección de un viaje para los tramos de edad comprendidos entre los 18 y 34 años, las redes sociales son la prioridad absoluta como fuente de información, es decir, el entorno próximo de amigos es el elemento influenciador más fuerte, donde el sentimiento de grupo adquiere una gran relevancia.

La publicidad tradicional va perdiendo fuerza y vemos como una buena gestión de las redes sociales deben formar parte imprescindible de las estrategias de toda empresa que quiera ser competitiva en su sector.

Nos gusta hacer partícipes a nuestros amigos de la experiencia que vamos a vivir, les enseñamos fotos del lugar para comentarlos con ellos, “darles envidia” , indicamos que “me gusta” esta página de viaje, hotel o actividad en destino, ect….es decir, interactuar y soñar con nuestros amigos, antes, durante y después de nuestra experiencia  y nada mejor que las redes sociales para ello.

Como buenos detectives, acudimos a más fuentes de información en esa especie de lucha interna que tenemos por buscar y buscar información para saber si ese viaje que vamos a hacer es el que realimente queremos y que no nos estamos equivocando. A nadie le gusta que le salga mal su viaje y más aún, cuando en algunos casos la inversión es alta.

Las comunidades de opiniones están ganando muchos puntos en el mundo turístico online ya que, curiosamente, los viajeros otorgan una gran credibilidad a una opinión de un desconocido.

Cómo ya conoceis, www.tripadvisor.es  es uno de los más importantes.

Me gustaría destacar a www.tiplist.com  una web donde los usuarios que han visitado un lugar hacen una especie de guía turística con recomendaciones de dónde ir y dónde comer.

Les gusta compartir y crear, se toman su tiempo para elaborar esa guía y hacer esas recomendaciones en función de su experiencia. Son auténticos prosumers, es decir, aquellos que son, a la vez, productores y consumidores nacidos al amparo del mundo 2.0.

 

Ya lo comentábamos unos días atrás, las imágenes tienen un poder especial, no necesitan del lenguaje para ser comprendida y las reacciones que producen en nuestro cerebro son más intensas y perdurables.

Por eso, en las webs en general y con más intensidad en las del sector ocio, la tendencia debe ir enfocada hacia un contenido más visual, tanto en la utilización de fotografías de alta calidad, generadoras de sentimientos y sensaciones así como vídeos que nos hagan imaginarnos y sentir esas experiencia de ocio que queremos vivir, en una palabra, que nos hagan soñar antes de vivir.

 

Por eso la utilización de redes sociales con videos online y fotos (www.Youtube.com , www.pinterest.com ) son también consultadas en ese afán de ser “los mejores detectives”.

 

También te puede interesar:

10 Estrategias de marketing turístico que te harán ser invencible

Saludos.
El turista digital: un auténtico detective preparando su viaje.
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply

error: Content is protected !!
Compartir
Twittear
Buffer
Compartir
+1
Pin